jueves

Su bebé semana a semana

****
Cave y Caroline Fertleman
Medici

Esta reseña va a ir dedicada. Sí, he decidido dedicarla a mi pequeño Jorge, que ha pasado la revisión de los 6 meses. ¡Ya es todo un hombrecito! ¿Y qué le sucede a los niños a los 6 meses? ¡Pues que empiezan con su alimentación complementaria! Para los no duchos en el tema os ruego que os fijéis en la palabra complementaria y la subrayéis bien: el ingreso de nutrientes sigue proviniendo de la leche, materna en nuestro caso.

Me ha alegrado inmensamente leer en las recomendaciones sobre alimentación de niños de 6 a 12 meses de la Consejería de Sanidad lo siguiente:

Leche: continuar el amamantamiento junto con las comidas complementarias adecuadas hasta los dos años de edad y/o hasta que la madre y su hijo quieran. 

Qué alegría me brinda contar con un papel oficial para mostrarlo a quienes se sorprenden por encontrar a un niño amamantado tras los 6 meses. De este papel extraigo que tomar pecho hasta los dos años no debería sorprender ya a nadie, al contrario, debería ser un objetivo de cara a la salud de nuestros pequeños (siempre adaptándonos a las circunstancias y tomando en cuenta la voluntad de la madre) y un placer para aquellas mamis que vemos en la lactancia "el momento más bonico del mundo" (como decía mi suegra, que en paz descanse).

También podemos extraer un término no nombrado en estas indicacioes, la lactancia prolongada, como aquella por encima de los dos años y no sólo que sobrepase los 6 meses. Aquí tenéis mucha información sobre el término de lactancia prolongada (causas principales del destete, beneficios, datos antropológicos...) y aquí también encontraréis por qué la dificultad de establecer una edad concreta para el destete, situando el destete natural entre los 2 y los 7 años. Nosotros, por suerte, hemos tenido hasta ahora una lactancia feliz tras superar las grietas en el inicio con el mayor y las mastitis con el pequeño. De hecho, con el hermano mayor hemos superado un destete forzado por enfermedad y medicación y el embarazo del pequeño (y sus consiguientes dolores asociados en el pecho).

Si tuviera que expresar razones concretas por las que seguimos con la teta con el grande creo que no nombraría ni la salud, ni los estudios sobre aumento de la inteligencia de los pequeños, ni de la protección que reciben las madres. Quizá nombraría la intolerancia (no demasiado importante) de Álvaro a la leche de vaca, pero sobre todo el hecho de disfrutar el contacto con él, los momentos de intimidad, caricias y risas.

El mayor ya come de todo sin problemas (aunque los celos hacia el pequeño parecen verse ahora dirigidos a llamar la atención en ese sentido). La alimentación complementaria con el pequeño no ha hecho más que empezar (creo, de hecho, que no habrá tomado más allá de 3 cucharadas completas en ninguna de los acercamiento que nos hemos propuesto hasta ahora). Es algo que creo que a la mayoría de madres nos atemoriza un poco (quizá más a las que damos pecho por perder la exclusividad), pero si lo orientamos con alegría y nos quedamos con el importante avance que significa nos daremos cuenta de que no es el fin del mundo. :)

Pero atendamos ahora al libro de Cave y Fertleman. ¿Es realmente útil? Sinceramente sí, pues podemos prever pequeños problemillas de nuestro hijos con la antelación suficiente para no asustarnos demasiado. Encontramos también los hitos habituales para cada momento evolutivo y consejos para sobrellevar las dificultades diarias a las que se enfrentan los padres hasta los 6 meses.

Cada capítulo aborda una semana, dando primero una breve introducción de cómo avanza el bebé y después atiende más concretamente aspectos como el sueño (desde una persectiva quizá demasiado "controladora", los pañales (eufemismo de cuándo mea y caga nuestro pequeño), cuándo acudir al médico (con detalles para reconocer bronquiolitis, testículos no descendidos, estrabismo, resuellos, neumonía, meningitis, eccemas...), desarrollo y juego y la alimentación.

En la alimentación nos detenemos de nuevo. El libro atiende a los distintos tipos de lactancia, materna, mixta y artificial, ayudando en cada caso con los principales problemas que pueden surgir en los primeros meses. La incorporación de la alimentación complementaria comienza a salir antes de lo que se suele recomendar, sobre todo cuando la lactancia materna está yendo bien, pero podemos así ayudar a los padres que, por una razón u otra, comienzan pronto con las papillas. Nosotros, aunque estemos ahora en esa labor, ya cumplidos los 6 meses, vamos a usarlo como guía pues hay indicaciones muy prácticas sobre alimentos.

Cierran los capítulos interesantes apartados. El primero orientado a la mami, "Qué le ocurre a la madre", donde nos va aconsejando que nos relacionemos con otras madres, que intentemos salir de casa aprovechando los paseos, nos advierte sobre la depresión posparto, conejos para sobrellevar el compartir nuestro tiempo con otros hijos, los problemas de suelo pélvico... El otro apartado queda referido a lo que va a acontecer, para planificar mejor ciertas actuaciones. En "Adelántese" nos advierten sobre compra próximas, pautas de seguridad, revisiones próximas, ¡hasta nos aconseja reservar plaza en cursos de matronatación!

Además de todo lo nombrado hasta ahora surgirán en cada capítulo temas de orden práctico y vinculados a cada edad. Surgen así consejos sobre cómo arrullar al bebé, la temperatura ideal de baño, los cólicos, cómo ayudar a eructar al pequeño, los ejercicios posnatales de la madre, vacunas, consejos de seguridad, aseo...

Resulta por tanto, "Su bebé semana a semana", de Ediciones Medici, una ayuda fácil de seguir y bien ordenada, con la información clara y fácil de consultar.

Vosotros en casa, ¿vais haciendo seguimiento con algún libro? ¿Anotáis los progresos de vuestros hijos en algún registro? Después alegra poder recordar el momento exacto en que nuestros hijos comenzaron a gatear o pasarse un objeto de una mano a otra (¡anotado queda ya para Jorge!).

Ah, no olvidéis dejarnos vuestra opinión y experiencias acerca de la lactancia prolongada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por compartir tu opinión.